EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Claves para reformar un baño y que quede perfecto con DeCero

Claves para reformar un baño y que quede perfecto con DeCero

Si vas a reformar el baño, debes tomar las decisiones con conocimiento de causa y eso implica saber cuáles son los puntos clave del baño perfecto: revestimientos, sanitarios, ducha, grifería, etc. En DeCero lograremos hacer realidad tu idea
El baño es, junto con la cocina, una de las estancias que más se reforman de la casa (y una de las que más quebraderos de cabeza da a la hora de actualizar). Son muchas las ideas y tendencias para renovar el baño y, aunque podemos hacer pequeños cambios en el baño sin obras, cambiar el look de forma radical, implica, en la mayoría de las ocasiones, que los obreros van a tener que entrar en casa y que vamos a tener que contar con un presupuesto holgado para hacerlo. También supone que tengamos que planificar la reforma muy bien y tomar las decisiones correctas para no lamentarnos después del resultado (y del dinero invertido) y evitar tener que hacer una nueva reforma en poco tiempo.
Para que tener un baño espectacular, más allá de estilos o modelos concretos que elijas, hay aspectos que debes conocer para tenerlos en cuenta en la planificación de la reforma de tu spa particular. Hay que conocer bien los distintos tipos de material, su durabilidad, si se limpian bien; la distribución y medidas necesarias para cada elemento, elegir los colores, combinar las texturas, decidir si queremos sanitarios suspendidos o con pie, si el espejo va a tener una forma más decorativa o si va a cubrir toda una pared, la cantidad de armarios que necesitamos, crear una iluminación adaptada a cada rincón (en la zona de lavabo más potente para poder vernos bien a la hora de arreglarnos y en la de bañera, más baja para poder relajarnos mientras nos damos un baño) y, por encima de todo, que lo más importante: que el baño sea funcional, porque, con las prisas del día a día, lo que más nos interesa al final es si es cómodo de usar.
Puedes hacer una reforma con total tranquilidad y alegrarte cada día de las decisiones que tomaste (y del dinero que invertiste en ellas) porque en DeCero sabemos cómo ayudarte a hacerlo realidad

LOS LAVABOS: Elige entre un diseño encastrado o sobreencimera pero también debes prestar atención a los materiales: porcelana -generalmente en color blanco-, resinas -que aportan color-, metal o piedra. También puedes crear de una sola pieza encimera y lavabo como en este baño con piedras naturales o o con microcemento. Si instalas dos lavabos en el mismo frente, piensa que entre los centros de cada uno debe haber una distancia mínima de 60 cm para que su uso sea cómodo.

EL ESPEJO: Es uno de los complementos imprescindibles. Puedes elegir el diseño que quieras, tamaño y forma. Quizá solo debes tener en cuenta que los de moldura sencilla en baños pequeños son más apropiados (aportan más ligereza). Cuanto más grande sea el espejo, mayor amplitud concede al interior del baño.

EL MUEBLE: Ya sea un diseño de obra como el de esta casa de estilo country, abierto y con baldas, un lavabo solo con repisa inferior o un mueble cerrado con puertas y cajones (volado, con patas o a suelo) es fundamental que pienses en lo que vas a guardar en él. Debe responder a tus necesidades de almacén. Suelen tener 50-60 cm de fondo. El alto lo marca la altura del lavabo (generalmente instalado a 80-85 cm desde el suelo aunque se puede modificar según la altura del usuario) y el largo lo que el espacio demande. Acabados: madera, laca, cristal, melamina… Si reformas el baño, en cuanto al mueble, ten en cuenta dos aspectos:
Distribuir el interior con baldas y con cajones, mejor compartimentados.
Planificar si necesitas instalar enchufes dentro para, por ejemplo, el secador, la máquina de afeitar o el cepillo eléctrico de dientes.

LA ILUMINACIÓN: En el baño debes planificar bien la iluminación. Mejor siempre led para ahorrar y que cada zona sea independiente, de manera que puedas apagar las luces que no uses, por ejemplo, mientras te duchas. Saca partido a la luz natural, si el baño cuenta con una ventana. Debes pensar en la luz ambiental, funcional y puntual. La primera es decorativa (tiras en el mueble bajolavabo cuando va volado), la segunda es la general en el techo y la última es la que ilumina la zona del espejo, uno o dos apliques que no deslumbren pero que permitan ver bien mientras te maquillas o afeitas. En cuanto a la iluminación, consulta el grado IP de las lámparas que elijas ya que en el baño hay que tenerlo muy en cuenta por las zonas húmedas o en contacto con el agua.

LOS MATERIALES DE SUELOS Y PAREDES: Todo un mundo donde elegir: desde cerámica, gres porcelánico, piedra sintética, piedra natural, vinílicos… Presta atención a la calidad y características de cada uno. Las piezas rectificadas eliminan juntas con lo que mejora la limpieza con el tiempo (y el mantenimiento) y se consigue más unidad. Ocurre igual que con el microcemento, que es un material continuo con el que puedes hacer el lavabo o la bañera del mismo acabado que el suelo y las paredes. Combina materiales, elige solo uno, juega con los azulejos que aportan texturas y volúmenes… ¡No pongas límites a la imaginación! Para acertar, elige máximo 3 acabados.

EL ESTILO: Aquí hay mucho que decir si vas a reformar el baño. La elección de materiales va a definir el estilo pero también puedes elegir los materiales según el estilo que quieras. ¿Qué tienes más claro? Las piedras naturales siempre aportan elegancia. La madera (natural o en materiales que la imitan) da calidez. Las texturas modernidad, los mosaicos pueden ser clásicos o modernos… ¡Puedes combinar! Y si no lo tienes claro mira mucho los baños que te mostramos en la web para inspirarte o contrata un decorador.

LOS SANITARIOS: Inodoro y bidé son las «piezas feas» del baño pero fundamentales. Los inodoros de cisterna empotrada son más ligeros visualmente (perfecto en baños pequeños) porque precisamente la cisterna se integra en el propio tabique o en un murete de 20 cm de grosor. Instala siempre doble descarga para ahorrar agua. Los sanitarios volados además despejan el suelo. También hay diseños de pie compactos o más voluminosos, para los baños en los que los metros no escasean. Si no puedes poner bidé pero no quieres prescindir de él recurre a modelos de inodoros con sistema de limpieza integrado o instala una grifería específica junto a él.

LA ZONA DE LA DUCHA: Es uno de los rincones que conviene planificar bien en una reforma del baño porque se usa a diario y debe resultar cómoda. Lo ideal es que tenga al menos 1 metro de ancho y nunca menos de 70 cm. La grifería se instala a una altura en la que se maneja cómodamente de pie -como se usa la ducha-. Piensa si quieres el rociador (cuando más grande mejor) instalado en la pared o en el techo pues varía el recorrido de las tuberías. Delante de la zona de la ducha necesitas un hueco despejado de 60 x 60 cm para acceder con facilidad.

LA MAMPARA: Su función principal es aislar la ducha y evitar salpicaduras. Es fundamental que quede estanca y que se instale vidrio de seguridad. Pero estéticamente hay muchas opciones: desde mamparas tecnológicas que se oscurecen cuando se usan a otras serigrafiadas, sin apenas perfilería o con ella muy marcada como esta de aire industrial con el cerramiento de perfiles metálicos.

REPISAS U HORNACINAS: Si vas a reformar el baño es algo que debes tener en cuenta. Resulta muy práctico crear una repisa u hornacina de obra en la zona de la ducha para tener los botes siempre organizados y que no tengas que agacharte a por uno cuando lo necesites. Bastan 15 cm de fondo. También hay griferías que incorporan repisas.

BAÑERAS: Empotradas con el frente revestido o exentas. Para colocar una bañera siempre necesitas tener un baño más amplio, a pesar de que también hay diseños mini de 1,40m de largo. Las exentas son las más deseadas porque dejan ver sus líneas. Llevan la grifería instalada en el suelo (para lo que hay que planificar la toma de esta y el desagüe) o en la pared. Es importante elegir un suelo que soporte bien las salpicaduras de agua a su alrededor.

BAÑERAS DE OBRA: baño de microcemento: ¿Tienes un baño pequeño o con una planta complicada? No renuncies a tener una bañera por este motivo! Para sacar el máximo provecho al espacio, la mejor solución es optar por una bañera de obra. Puedes hacerla del tamaño, la altura y la forma que mejor se adapte a tu baño. Desde la clásica rectangular, a una cuadrada y, ¿por qué no? triangular. Además, puedes elegir los materiales tanto para el exterior como para el interior de la bañera y unificarlos con los del resto del baño, como hicieron en este baño con microcemento pulido. Nuestro consejo es que siempre recurras a un profesional para la obra, porque evitarás muchos quebraderos de cabeza con las flitraciones.

PIEZAS MULTIFUNCIÓN: Si no te sobra espacio en tu cuarto de baño, opta por diseños que cumplan varias funciones. Por ejemplo, un armario con puertas de espejo (como en esta casa de estilo clásico y moderno) que sirva tanto para mirarte como para guardar todos los cosméticos. También puedes encontrar bancos con almacenaje, espejos con iluminación, toallero con balda…

EL COLOR DE LAS GRIFERÍAS Elígelas de calidad pero en el acabado que prefieras. Las más comunes son las cromadas pero las hay cobre, oro o los más en tendencia, los grifos en negro. Es importante que incorporen sistemas para ahorrar agua como el reductor de caudal o el aireador. Si hablamos de griferías para la zona de ducha o bañera, las termostáticas te permiten fijar la temperatura para no quemarte nunca y conseguir que el agua salga siempre como quieras.

RADIADOR TOALLERO: Dos en uno: caldea el baño y las toallas y además sirve de toallero por lo que evitarás instalar otros accesorios. Planifica dónde ubicarlo. Cuanto más cerca de la zona de la ducha o bañera, más comodidad. Hay muchos diseños y tamaños, al igual que acabados. Debes fijarte en que la distancia entre los tubos te permita colocar las toallas que necesites.

SOLUCIONES ESPACIALES: Son las que personalizan, hacen diferente tu baño o le dan metros. Piensa si puedes sustituir algún tabique por un fijo de cristal, crea cabinas dentro del baño, haz una zona de bañera que lleve adosada una ducha…

BAÑOS ABIERTOS: tendencias bañera en el dormitorio: Cuando aparecieron las primeras cocinas abiertas al salón, mucha gente se resistió a esta propuesta, y hoy en día está totalmente aceptada. ¿Abrir un baño hacia el dormitorio? Puede que ahora nos resulte extraño, pero ya son muchos los interioristas que apuestan por esta solución. Si no te atreves a poner la bañera cerca de tu cama, hay otras opciones para abrir el baño menos arriesgadas, como hacerlo a un vestidor o a una zona para hacer ejercicio.

FÁCIL DE CAMBIAR: Sabemos que el baño es una de las estancias que más cuesta renovar, porque implica hacer obras. Pero, si al reformarlo, optas por cubrir con azulejos solo las zonas de agua, podrás darle un lavado de cara en el futuro sin que resulte tan tedioso. Solo pintando de otro color las paredes o colocando un papel pintado especial para baños, estrenarás nuevo look.

Podemos ayudarte a elegir la mejor opción, teniendo en cuenta tus gustos y optimizando tu presupuesto.

Abrir chat