EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Habitación Infantil

Cómo transformar una habitación infantil a una habitación juvenil

Habitación Infantil
Habitación Infantil

¿Recuerdas cómo era tu habitación de pequeño o pequeña? ¿La compartías con tus hermanos? Seguramente llegó un momento en que querías una habitación juvenil porque te sentías mayor.

Eso mismo les pasa a nuestros hijos. El tiempo va pasando; ellos, creciendo y la habitación, ya no les resulta tan cómoda o necesitan nuevos muebles y más espacio.

El cambio es inevitable! Aquí te contamos algunos puntos sobre tema que suele preocupar a los padres. DeCero conoce a la perfección distintas manera de optimizar ese espacio o agrandarlo.

Una nueva gama de colores para una habitación juvenil

El primer paso para reconvertir una habitación infantil en juvenil, será sin duda replantearte la gama de colores adecuada que vas a querer utilizar.

De los tonos pastel en azules, amarillos, verdes y rosas, característicos de las habitaciones de los más pequeños, lo ideal es que pases a combinaciones donde predominen colores más apagados y neutros, como grises, marinos, topos, lavandas o blancos.

Tonalidades que deberás combinar en paredes y textiles, como cortinas, sábanas y edredones.

Una vez decidida tu gama de colores, la acción que más te ayudará a darle un nuevo aire a esa habitación será la de pintarla de ese nuevo tono que ya has elegido.

A la hora de hacerlo podrás ser más tradicional y pintar todas las paredes, o apostar por crear un espacio más dinámico y que aporte mayor sensación de amplitud.

En tal caso podrás optar por destacar una de las paredes sobre otras, crear algún motivo original, o pintar todas las paredes, pero solamente hasta 2/3 de su altura, aproximadamente.

Esta es una tendencia cada vez más en auge en decoración. Ya que al unir la parte superior de las paredes con el techo, se genera una mayor sensación de amplitud y se desmaterializan los espacios.

Renovar el mobiliario para una habitación juvenil

Los niños crecen. Y con ellos la dimensión y la cantidad de su ropa, sus juguetes y toda una amplia variedad de pequeños tesoros.

Por eso otro paso a tener en cuenta llegada la hora de reformar una habitación de estas características, será la de renovar su mobiliario. Colocar nuevas estanterías, una cama más grande y crear los suficientes espacios de almacenamiento, reformando tanto el exterior como el interior de los armarios, será primordial.

Como ideas para este último caso, puedes barajar las opciones de unas nuevas baldas adaptadas para colocar zapatos, un altillo donde guardar lo que ya no se utiliza, o instalar pequeños cajones para complementos.

Crear un espacio para el estudio en una habitación juvenil

En esa evolución hacia su madurez, los niños van dedicando cada vez menos tiempo a sus horas de juego, para dedicárselas a otras tareas, principalmente al estudio.

Por esa razón será muy importante crear un buen rincón donde puedan hacer sus tareas y aprender con la menor cantidad de distracciones posibles.

Un buen escritorio con una buena iluminación será para ello fundamental, y todavía mejor si puedes diferenciar espacialmente ese rincón. Para ello puedes recurrir a introducir alguna cenefa decorativa, un color diferente en la pared o colocar alguna pequeña estantería.

Un rincón para practicar aficiones

Una cosa que deberás cuidar es que, a pesar de que se estén haciendo mayores, es bueno que sigan practicando esas aficiones que les están ayudando a madurar y a crear su propia personalidad.

Por ello resultará esencial preserves ese pequeño rincón donde puedan seguir practicando sus aficiones, o tener a mano los materiales para hacerlo. Una zona donde dejar la guitarra o ese instrumento musical que están aprendiendo a tocar, la raqueta de las clases de tenis, o la bolsa de deporte de sus clases de baile o de taekwondo.

Cambio de mobiliario

Tu hijo ha crecido y ya no quiere tener ni vinilos con muñequitos ni dormitorios temáticos. Está en plena adolescencia y desea una «habitación juvenil».

Lo primero que podemos hacer es distribuir la habitación de forma diferente, dándole más peso a la cama, que ahora es un sofá por el día y una cama por la noche.

Olvídate de la pintura beige y opta por colores más sobrios como el gris combinado con el blanco. Y elige un mobiliario mucho más sencillo y funcional.

Necesita almacenaje extra

No somos conscientes de la importancia que tiene el almacenaje. Tu hijo ya no tiene que guardar tantos juguetes, pero sí más ropa, zapatos y complementos.

El almacenaje extra se puede incorporar a la habitación juvenil de muchas maneras, también a través del mobiliario funcional, que se integra muy bien en los dormitorios juveniles; por ejemplo, debajo de la cama.

Detalles con personalidad

No cabe duda de que tu hijo o hija ha dejado atrás la edad de tener una habitación infantil. Tiene su propio carácter y quiere decidir la decoración de su dormitorio juvenil.

Dale rienda suelta a su imaginación y deja que customice los muebles como desee. Al fin y al cabo, es su parcela privada.

Armarios empotrados

Cuando dos hermanos comparten dormitorio, es importante establecer el espacio para cada uno de ellos y que ambos estén cómodos.

Los armarios empotrados son una buena solución para habilitar más espacio en el dormitorio juvenil y cedérselo a la zona de descanso o a la de estudio.

En DeCero planificamos el espacio de los armarios y los diseñamos por dentro según las necesidades de tus hijos.

Habitaciones temáticas juveniles

Si a tus hijos les gusta un tema, como pueden ser los animales, la historia o el espacio, y desean decorar su dormitorio basándose en ello ¿por qué no concederles ese deseo?

Hay firmas muy económicas con multitud de posibilidades, vinilos para las paredes muy sencillos de poner y quitar. Complementos muy chulos que le dan un toque muy personal a la habitación. Y el resultado es un espacio muy original y único para ellos.

La iluminación

Un capítulo aparte merece la iluminación. Una habitación juvenil necesitará diferentes puntos de luz en la habitación en función del adolescente, pero serán necesarios al menos 3: uno para la mesilla de noche, otro para la zona de estudio y un tercero en el techo para iluminar toda la habitación o la zona de lectura o de hobby, en caso de que tenga espacio.

Un sofá

Si el dormitorio de tus hijos es suficientemente grande, añadir un sofá o un rincón para poder compartir con sus colegas sus secretos les hará muy felices.

Los adolescentes suelen preferir reunirse con sus amigos antes que con sus padres y debes aceptarlo, así que trata de entender esta etapa que están viviendo incorporando un lugar para ello.

Estas son algunas de las ideas que te contamos en DeCero.

Cuando visitamos el lugar y hablamos de las nuevas necesidades para esa habitación, podemos mostrarte distintas opciones. Es muy importante:

1. Definir el Presupuesto y establecer una lista de imprescindibles.

También, ten en cuenta que durante la realización aparecerán detalles que no contemplabas, como un enchufe o una lámpara que hay que cambiar de sitio, o un mueble que querías conservar pero te los has pensado mejor.

2. Tus necesidades:

Si tu reforma pertenece al cambio de una habitación infantil en dormitorio juvenil vas a necesitar no solo renovar habitaciones infantiles en general si no más concretamente el mobiliario, o por lo menos algunas piezas.

Dentro de los imprescindibles estarán el colchón, un escritorio de tamaño adecuado, una silla de escritorio óptima para largas horas de estudio y trabajo, una buena iluminación etc…

Si tu presupuesto te lo permite puedes optar por fabricar a medida los muebles y de esta forma optimizar al máximo el espacio. Puede que tus necesidades comiencen por unir dos habitaciones pequeñas y conseguir el dormitorio juvenil que tus hijos necesitan para continuar con su desarrollo.

¿O en tu caso es prioritaria una buena instalación de calefacción o aire acondicionado?

Sean cuales sean tus necesidades debes plasmarlas, por orden de importancia, de mayor a menor, comenzando por las tareas precisas y terminando por las deseadas.

3. Pregunta a tus hijos:

Habla mucho con ellos, propón ideas, y alcanza siempre un punto intermedio.

4. Pensar a largo plazo:

Si no quieres volver a hacer reformas cuando acaben el bachiller tendrás que pensar un poco más a largo plazo. Esto significa desde elegir muebles funcionales que se adapten al paso del tiempo y que crezcan con el niño

5 – La Era Tecnológica:

Nos encontramos en la era tecnológica, algo que nuestros hijos llevan mucho mejor que nosotros, por ello en su dormitorio juvenil (sobre todo en los juveniles) encontramos tablets, portátiles, móviles, videoconsolas, televisores, auriculares, teclados o guitarras eléctricas ¡y un camión de cargadores!

Pues bien, que sepas que lo necesitan todo ¡y todo a la vez! Y mucho más ahora con las clases online, las plataformas de trabajos, los grupos de amigos, los juegos.

Que también tienen que tener tiempo para jugar si son responsables y cumplen con sus obligaciones. Por esto la importancia de los enchufes y que estos estén bien distribuidos es primordial.

En DeCero estudiamos la distribución y sabemos cómo conseguirlo, reformando, para optimizar la instalación eléctrica

Así que, cuéntanos tu idea y armaremos un proyecto acorde a tus necesidades y presupuesto.

Recuerda que puedes ver ejemplos y seguirnos en nuestras redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/deceroproyectosyreformas

Instagram: https://www.instagram.com/decero_pyr/

 

Pide tu Presupuesto Gratis
Abrir chat